Practica el #slowbeauty con krous®

Tras un verano preparando todas las novedades que os vamos a presentar en los próximos meses, os traemos un nuevo post en el blog de krous® cosmética + natural.

Suponemos que a estas alturas todos habéis oído hablar de la ‘slowfood’, una tendencia que gana adeptos día a día en contraposición a la fastfood que tan de moda se puso en el siglo XX.

El slowfood reivindica algo fundamental y que se ha repetido hasta la saciedad: que somos lo que comemos y que la comida más que un producto que nos sacie, ha de ser un producto que nos alimente, que alimente nuestras células. Si éstas se regeneran cada 21-28 días y toda nuestra sangre es nueva cada 7-8 semanas, tiene sentido pues que sean creadas a partir de los alimentos más ricos y sanos posibles, sin grasas saturadas, azúcares en exceso, sal refinada, conservantes, colorantes… y todos aquellos ingredientes que hacen que nuestra comida pase de ser sana a ser meramente sabrosa.

slowfood

 

 

 

 

 

 

Además el ‘slowfood’ pone mucho acento en todo el proceso de elaboración, en la materia prima (si es bio mejor que mejor) y consumo de la comida de una forma más consciente, vamos lo que se ha venido llamando la cocina de ‘chupchup’ de toda la vida y la comida de cuchara. Comer tranquilo, masticar y saborear la comida poco a poco en vez de deglutir en cinco minutos para volver al trabajo es una de las premisas de esta tendencia, que más que una moda es un clamor de nuestro propio cuerpo.

Pues la cosmética no es ajena a este movimiento con lo que se ha venido llamando el #slowbeauty, es decir, una belleza que no se basa en la cantidad de cosméticos que acumulamos sino en la calidad de éstos, prescindiendo de todos aquellos cosméticos que, además de embellecer nuestra piel, no la mantenga sana: fuera parabenos y conservantes artificiales, fuera ingredientes etoxilados, sulfatos agresivos, siliconas, ftalatos y otros disruptores endocrinos, metales pesados y todos aquellos ingredientes sobre los que pese una sospecha de ser tóxicos para las personas y el medio ambiente.

¿Sabías que en el 2014 salieron al mercado más de 10.000.000 sustancias químicas nuevas (100.000.000 en los 50 últimos años) de las cuales sólo se ha comprobado su inocuidad del 10% de ellas? ¿Sabías que para hacer los estudios de toxicidad sólo se usan sustancias aisladas pero no se estudia las reacciones que pueden tener todas juntas? Es como hacer un estudio sobre si los terrones de azúcar engordan y concluir que el azúcar que contiene un terrón es insuficiente para que una persona engorde obviando el azúcar del kétchup, el de las galletas del desayuno, el de esa onza de chocolate a la que no te puedes resistir o el sanísimo yogur con fruta del almuerzo.

Por eso optar por una cosmética saludable para nuestra piel y nuestro organismo ha dejado de ser una moda de unos pocos para convertirse en una exigencia de muchos ciudadanos que desean una vida sin tóxicos. Pero, además, esta #slowbeauty pone de manifiesto otro cambio más profundo: aprendemos a apreciar lo que la naturaleza nos ofrece y entendemos que con la cosmética bio no podemos acumular cientos de cosméticos porque, como todo organismo vivo, envejecen y pierden sus propiedades. El #slowbeauty supone un cambio de mentalidad en el que, poco a poco, aprendemos a cuidarnos y a cuidar de nuestro entorno.

Y en krous® somos expertos en cuidar de tu piel y de tu salud sin que tengas que renunciar a nada. Porque la cosmética natural y ecológica pone a su servicio toda la tecnología del siglo XXI para ofrecernos unos productos que no sólo son efectivos ¡¡mucho más que la cosmética convencional!!, sino que son un auténtico placer para los sentidos.

Jabón PinoAhí está nuestra crema super ventas como es el aceite daúrico corporal, con un aroma a sorbete de limón que hace las delicias de cuantos lo prueban, o nuestro jabón hecho a mano de pino, también de Natura Siberica, que limpia y convierte la higiene en un gesto de puro placer. ¿Y qué decir de nuestra nueva marca Calena? Con sus productos hechos a base de mantecas y extractos 100% naturales podemos inundar una estancia de los más deliciosos aromas y unas texturas casi divinas. Eso por no hablar de nuestras marcas de maquillaje. Tanto Lily Lolo como Dizao Organics son dos apuestas por una cosmética decorativa sana y sin tóxicos, para que pintar nuestro rostro no convierta nuestro cuerpo en un almacén de metales pesados y otras sustancias tóxicas.

Así que tod@s a practicar el #slowbeauty con krous® cosmética + natural para cuidarnos y cuidar nuestro planeta.

¡¡Saludos!!

krous® cosmética + natural

Leave a Comment

CONSULTANOS

Actualmente no estamos online, si tienes dudas, escríbenos un email, te contesraemos lo antes posible.

0