Solares para todo el año

Hola de nuevo desde krous®, no nos hemos equivocado de estación y si os vamos a hablar de solares en otoño para que también os protejáis del sol en esta época y en invierno.

Todo porque en el hemisferio Norte, aunque vayamos hacia el frío del invierno, también vamos hacia nuestra posición más cercana al sol, el solsticio de invierno, simplemente que los rayos nos van a llegar oblicuos en vez de perpendiculares. Pero en esta época también nos afectan sus consecuencias, quizás no lleguemos a percibirlo pero si sufrimos sus radiaciones.

Los daños que el sol produce en nuestra piel pueden ser de dos tipos: acumulativos, día a día ¿quién no ha oído decir que la piel tiene memoria? es como un daño progresivo y crónico que influye en la aparición de carcinomas basocelulares y epidermoides. Y luego está la quemadura solar en sí, sobre todo las que se producen en la infancia y en la adolescencia son las que a la larga nos pueden provocar un melanoma, el más agresivo de los cánceres de piel, pero que detectado a tiempo tiene un 95% de supervivencia.

Y es que, sin que nos demos cuenta, cuando salimos en invierno a pasear por la calle, a tomar algo en una terracita, siempre vamos a buscar la zona donde hay sol, para estar más calentitos y a gusto, algo que no haríamos en verano con mínimo 30ºC al sol.

La nieve refleja los rayos solares

La nieve refleja los rayos solares

Y si en verano somos más de playa, en invierno vamos más a la montaña, y cuanto más altos más radiación solar. También han empezado a caer las primeras nieves y en nada abrirán las estaciones de esquí, y aquí se juntan varios factores que harán que los rayos solares perjudiquen nuestra piel si no la protegemos adecuadamente:

– La altura de las montañas. Las pistas de esquí están en montañas altas donde se llegan a temperaturas bajo cero que así conservan la nieve caída o la nieve artificial de los cañones. Recordemos que por cada mil metros de altura se incrementa la radiación solar en un 15% aproximadamente.

– La reflexión de los rayos solares en la nieve, que hace de espejo, con lo cual nos llega la radiación del sol y la rebotada en la nieve.

– El frío, o aún peor el aire frío, reseca y sensibiliza nuestra piel dejándola más expuesta a las consecuencias nocivas del sol.

Y, a pesar de la creencia popular, ni en verano ni en invierno las nubes nos protegen del sol.

Pero en krous® os traemos una nueva gama de solares para playa y montaña, de nuestra querida marca Bema que ha creado los solares Bema Solar Tea. Unos solares a base de extractos y aceites vegetales ecológicos de Camellia sinensis la planta del té (que da nombre a la línea, se usa te rojo, te verde y te blanco que son ricos en antioxidantes que previenen la formación de radicales libres ), camomila, manteca de karité, aceite de oliva, aceite de argán y regaliz entre otros, que protegen nuestra piel de los rayos UV suavizándola y calmándola, con filtros minerales que nos protegen sin dañarnos.

La gama consta de cuatro productos: uno con SPF30, otro con SPF50, uno especifico para bebés SPF50, y otro especial rostro anti-age de SPF30. Cuatro imprescindibles para este otoño-invierno sobre todo si vamos a la montaña o a la nieve ¡¡Y el facial es ideal para su uso diario!!

Crema solar SPF30

Crema solar SPF30

Crema solar SPF50

Crema solar SPF50

Crema solar bebés SPF50

Crema solar bebés SPF50

Crema solar antiage SPF30

Crema solar antiage SPF30

Ya sabéis, durante todo el año hay que usar protectores solares para cuidar de nuestra piel “con memoria”.

¡¡ Saludos !!

El equipo de krous®

About

Leave a Comment